Importantes artistas feministas como Frances Canon, Fahren Feingold y Priyanka Paul unieron su arte y fuerzas para mostrar la belleza del cunnilingus y el rapto casi místico de su arte amatoria, en una expo que exploraba graficamente el placer genital femenino.
La exposición tuvo lugar en Hollywood, y abordaba el jugoso mundo del cunnilingus, desde las representaciones estéticas en el arte contemporáneo hasta la aparente brecha que existe entre los favores orales entre los diferentes sexos. El art show estuvo curado por la escritora y comediante Alison Stevenson, evangelista del cunnilingus, quien en una columna en la revista Vice anunció simplemente “que no daría cabeza (felación)” si no se la comían antes. Aparentemente la expo está inspirada por las letras del rapero Lil Wayne quien canta “Tengo un diente dulce. Así que, ¿puedo comerte?”