El Atelier Manassé fue un muy exitoso estudio fotográfico establecido por el equipo de marido y mujer Adorján von Wlássics (1893 – 1946) y Olga Solarics (1896 – 1969) en Austria en 1924 (o en 1922 según algunas fuentes).
Principalmente basado en Viena, aunque con una oficina más pequeña en Berlín, el estudio floreció durante los años 1920 y 1930. Era conocido por producir retratos muy favorecedores de estrellas de cine, teatro y cabaret.
Podría decirse que Adorján y Olga fueron los pioneros del aerógrafo de su época, pintando ingeniosamente cualquier mancha o arruga y reduciendo la flacidez de las piernas y la cintura.
Las fotografías resultantes fueron producidas en masa y vendidas a los fans de tan cotizadas postales.